Las técnicas de SEM y las campañas de publicidad no solo consisten en atraer tráfico a nuestra web. Debemos aprovechar de forma inteligente nuestra inversión y utilizarlo para que nuestro público se convierta en cliente, usuario o lo que nos interese. Es decir, que se dé conversión.

Para conseguir una buena conversión, deberemos optimizar los anuncios y dejarlos bien preparados para ello, desde el texto hasta el diseño, el momento, el lugar… todos los factores son importantes. De hecho, ya de por sí Google y Facebook te permiten segmentar al público de las campañas, con lo cual, el primer paso ya está dado: llegaremos a quién queremos llegar.

  1. Las palabras clave: han de estar incluidas en el anuncio. A través de la plataforma de Google Adwords podemos ver las sugeridas, las búsquedas y la competencia de la Keyword por la cual estamos luchando.
  2. Elige una buena rotación de tus anuncios para ver cuál te da mejores resultados.
  3. Decide bien qué días y en qué horarios van a salir tus anuncios. Ten en cuenta las horas de conexión de tu público objetivo.
  4. Piensa bien en el diseño del anuncio: ¿es suficientemente atractivo? ¿Esa combinación de colores es la más adecuada? ¿Dónde van a aparecer los anuncios
  5. En el caso de Google Adwords, además, he de mencionar la red display, que es ni más ni menos esos más de dos millones de sites y webs afiliadas a Google en las que pueden aparecer nuestros anuncios. Esto nos dará menos clics, pero apareceremos en sitios más relevantes de nuestro nicho, favoreciendo así al branding o conocimiento de marca.