Desarrollado por Human Media Lab de la Universidad de Queens (Canadá), el prototipo del smartphone ReFlex es tan flexible que es posible tomarlo de los dos extremos y doblarlo como si estuviera fabricado ¡de CHICLE!.

Esta asombrosa capacidad no solo cumple un propósito estético, sino que brinda una nueva forma de interactuar con los contenidos y las aplicaciones.

Cuando el smartphone se dobla a la derecha, las páginas de un libro digital pasarán de derecha a izquierda, como ocurriría si hiciéramos el mismo movimiento con un texto de papel…¡asombroso, ¿no?

ReFlex se basa en la pantalla flexible creada por LG para sus modelos Gflex. Es HD y viene equipado con Android 4.4.

Puede doblar la pantalla de forma que ese movimiento refleje qué tanto desea estirar la banda con la que va a disparar un proyectil en Angry Birds, ¡imagínate!

Se espera que esta tecnología llegue al mercado de consumo masivo en cinco años.

Con información de: El Comercio