Tag

#aplicaciones #appi #apps

Qué son, cómo se desarrollan y crean las aplicaciones híbridas

By Blog

Durante mucho tiempo, se ha popularizado un antagonismo que en muchas ocasiones se veía como un enfrentamiento forzado donde no tiene porqué haberlo. Se trata de contraponer aplicaciones nativas con aplicaciones web, tema del que ya hablamos hace un par de años.

Los desarrolladores corporativos utilizan aplicaciones híbridas para hacer que el soporte del número de dispositivos móviles en la empresa lleve menos tiempo y sea menos costoso. Un enfoque híbrido también facilita las tareas administrativas en el entorno BYOD (trae tu propio dispositivo), donde se debe soportar muchos sistemas operativos móviles diferentes y formatos de dispositivos. Las aplicaciones móviles híbridas son distribuidos por tiendas de aplicaciones al igual que las aplicaciones móviles nativas; ellas simplemente pueden descargarse y ejecutarse en dispositivos móviles, como cualquier otro elemento de la tienda de aplicaciones. Los desarrolladores privados utilizan el desarrollo híbrido para llegar la mayoría de clientes potenciales al poner sus aplicaciones en múltiples tiendas de aplicaciones sin tener que reescribir las aplicaciones para cada tipo de dispositivo.

Las aplicaciones hibridas consisten en desarrollar la app en HTML5 y incrustarla en una ventana de navegador creada nativamente para la app. Básicamente las aplicaciones híbridas parecen sacar lo mejor de cada una de las opciones anteriores. Vamos a ver los pros y contras de cada opción y como el desarrollo  híbrido parece dar una respuesta más que aceptable.

Aplicaciones nativas
Las apps nativas se desarrollan exclusivamente para un sistema operativo móvil, como puede ser Android, iOS o BlackBerry. Se pueden crear aplicaciones en varios sistemas, por supuesto, pero son proyectos creados por separado, con los consiguientes costes añadidos.

Las aplicaciones nativas pueden acceder a todas las funcionalidades nativas del dispositivo, aumentando sus posibilidades y rendimiento. Por ejemplo en rendimiento gráfico o acceso a funcionalidades GPS, datos, cámara, etc.

 

 

Las aplicaciones móviles
Las Web Apps permiten un desarrollo multiplataforma basado en tecnologías Web como HTML, CSS, JavaScript, etc. Corren en muchas ocasiones en servidores Web y son visibles en cualquier dispositivo que tenga un navegador, es decir prácticamente culquier celular o dispositivo móvil.

Las aplicaciones híbridas
Mantienen el carácter multiplataforma en gran parte, siguen usando tecnologías Web, aunque corren localmente en el dispositivo, pudiendo ejecutarse también sin conexión a Internet. Al estar embebidas en un navegador de una aplicación nativa tienen el mismo tipo de acceso a las APIs nativas de cada sistema operativo así como a los recursos propios del sistema tipo procesador, GPS, cámara, etc.

Además mantiene el modo de distribución de las apps nativas ya que pueden ofrecerse a los App Stores de las diferentes marcas.

Una solución alternativa para afrontar el desarrollo de aplicaciones muy sencilla, eficaz y cada vez más popular entre muchos clientes es optar por utilizar un generador de apps. Esta constituye una opción más manejable para cliente que no están familiarizados con entornos tecnológicos de desarrollo de aplicaciones móviles para dispositivos como iPhone, iPad, o sistemas Android.

¿Estás pensando en crear una app para tu negocio?