Nadie quiere escuchar (ni nadie recordará) la moraleja de una historia si no cuentas la historia antes. En los negocios necesitas entregar mensajes de marketing en forma de una historia memorable y atrayente que las personas quieran compartir.

Cualquier individuo que tenga un dispositivo con acceso a internet en los últimos dos años es probable que haya visto u oído hablar del vídeo musical “Friday” de Rebecca Black. A pesar de que es considerado como carente de mérito musical, personas de todo el mundo han visto y compartido lo que es considerado como “el peor vídeo jamás hecho”, que consiguió más de 54 millones de vistas a la fecha. Pero, desde su explosivo debut en 2011, el tráfico hacia el vídeo continúa creciendo… los viernes.

En el mundo del marketing digital, “hacerte viral” puede literalmente convertirse en oro para el negocio. Pero no todos los vídeos, artículos o memes son lo suficientemente atractivos para ser compartidos por millones de personas. Es por ello que te ofrecemos algunas recomendaciones para lograr este objetivo:

  1. Crear contenido que invite a ser compartido. Pulir el mensaje hasta que realmente quede conforme con él.
    Ser preciso respecto al momento. Estar al tanto de qué se habla en las redes sociales, cuáles son las noticias más comentadas, lo que está a la moda, etc.
  2. Agregar valor. Nadie comparte algo que no le importe o que esté demasiado visto. Despierta la curiosidad proponiendo un contenido interesante y valioso.
  3. Apelar a la sensibilidad. La sorpresa, la risa y el entretenimiento son las emociones que mejor funcionan en el terreno de la viralización.
  4. Saber contar una historia. Nadie se resiste al encanto de un buen relato. Busque la manera de contar lo que quiere decir con su principio, clímax y desenlace.
  5. Contactar con los influencers adecuados. Cuando los contenidos son compartidos por un influenciador, se compartirán mucho más.
  6. Utilice diversos canales. Con una sola red social no basta: suba su contenido a las diversas redes adaptándolo a cada una de ellas.
  7. Aprovecha el boca en boca. Los contenidos virales necesitan que las personas hablen. Claramente, existen numerosas razones por las que las personas hablan y comparten cosas vía online. Una, es crear algo que hace que la gente se vea “inteligente, a la moda y actuales”.
  8. Probar y comprobar hasta que funcione. Aprender de los fracasos para ir perfeccionando la estrategia.