¿Qué son las Long Tail Keywords?

Las long tail keywords son lo que en español se conoce como “palabras clave de cola larga”, que, en realidad, deberían llamarse “frases clave”.

Son palabras clave de varias palabras, que suelen ser mucho más concretas que las palabras clave secundarias, y que, precisamente por ello, tienden a tener una menor competencia.

Por supuesto, también te traerán una menor cantidad de tráfico, pero, como son fáciles de posicionar, puede que te interese más atacarlas al empezar tu negocio. Además, algunas de ellas son muy lucrativas, aunque tengan pocas búsquedas.

Para que te hagas una idea, mientras que una palabra clave generalista podría ser “flores”, y una palabra clave secundaria podría ser “comprar flores”, una palabra clave long tail podría ser “comprar flores baratas”.

En general, son frases formadas por tres o más palabras. Como puedes suponer, es más fácil posicionar “comprar flores baratas” que posicionar “flores” (aunque, en este ejemplo, las tres opciones son complicadas de posicionar).

¿Cuál es su importancia?

Las palabras clave long tail son importantes porque permiten darle un toque mucho más concreto a tu keyword research, y, además, te permite contar con diferentes grados de dificultad y alcance en las palabras clave que intentas posicionar.

Por ejemplo, puede que abras tu tienda online de flores, y tengas la intención de posicionarte para la palabra clave “comprar flores”, por ejemplo. Sin embargo, hasta que puedas llegar a posicionar esa palabra clave, tendrá que pasar mucho tiempo.

Por lo tanto, cuando empieces, es probable que te interese más atacar palabras clave como “comprar lirios baratos”, “comprar rosas con envío a domicilio”, “comprar plantas online”, etc.

De esta forma, podrás ir captando un tráfico muy interesante, que también está interesado en la compra, y que te reportará beneficios, aunque sean unas cantidades de tráfico notablemente inferiores que la que te traería la palabra clave “comprar flores”.

¿Cómo las uso?

La mejor forma de atacar las long tail keywords, es utilizándolas en un contenido que esté orientado a una palabra clave secundaria, de forma que esa página se posicione tanto para la palabra clave secundaria, como para diferentes keywords long tail.

Para ello, puedes utilizar las long tail keywords en los subtítulos, a lo largo del texto, en las imágenes, enlazar desde otras páginas hacia ésta con el anchor text de la long tail, y otros trucos.

De esta forma, Google estará interpretando que, aunque la palabra clave principal de ese contenido es una secundaria, también es útil para las long tail relacionadas, y te posicionará para ellas de forma adicional (probablemente, antes que para la secundaria).

Lo que consigues con esto es una estructura de contenidos mucho más organizada, sin tener centenares de páginas, y, de paso, el usuario disfruta más de tu contenido, porque no tiene que ir navegando por decenas de páginas para encontrar lo que quiere.

No obstante, como digo, hay ocasiones en las que sí es recomendable contar con una página para cada palabra clave long tail, especialmente cuando ésta es complicada de posicionar y, además, puede tener variaciones dentro de sí misma.