La comunicación consiste en compartir ideas y enviar mensajes claros, de ida y de vuelta. Muchas veces algunos comunicadores perdemos la cabeza y la sintonía de transmitir mensajes claros por el estrés del día a día o simplemente por miopía.

Veamos unos datos muy interesantes sobre el consumidor digital:

  1. El número de usuarios de Internet registrados a nivel mundial en 2016 fue de tres mil 488 millones de personas.
  2. En Chile, los accesos a Internet ya superaron los 13 millones. Específicamente, 13,1 millones de personas están conectadas a la red, lo que equivale a un 74,2% de la población. Esto significa que durante 2015 se sumaron 1,6 millones de nuevas conexiones, equivalente a un crecimiento de 14,1% respecto a fines de 2015.
  3. El 79,2% de los accesos a Internet son móviles, en consecuencia con la permanente irrupción de smartphones. Además, los accesos 4G alcanzaron los 2,2 millones de conexiones a diciembre de 2016, con un crecimiento anual de 307%.
  4. Los principales motivos por los que los chilenos usan internet son para comunicarse, obtener información, tener acceso a contenidos audiovisuales; por entretenimiento y como quinto motivo lo hacen para tener acceso a redes sociales. La séptima razón por la que usan Internet es para acceder a periódicos o revistas y como octavo motivo está la descarga de software. La razón número 10 es para realizar la compra de productos y en la onceava posición está el acceso a servicios bancarios.

¿Cómo comunicar? En una forma elemental, directa, concisa y fuerte. Si se comunica, es necesario pensar en un mensaje que sea deliberado y entendido por quien lo envía y quien lo recibe. Un buen comunicador se comunica de forma que sea entendido su mensaje por todos, independientemente de su mensaje. Un mensaje complejo construirá un comunicación deficiente e inestable.