Los compradores digitales en todo el mundo están recurriendo a las redes sociales para una gran variedad de asuntos relacionados con el consumo, tales como leer las críticas y comentarios, o mantenerse informados sobre las nuevas tendencias.

Las redes sociales “clavan el aguijón” del consumismo en el internauta, al que animan a comprar como si no hubiera mañana. Y es que la Web 2.0 conduce hacia el camino a las compras. Según un reciente estudio de la empresa especializada en soluciones de data-driven marketing Aimia, el 56% de las personas que siguen a marcas en los social media lo hace con la intención de ver su portfolio de productos y servicios. Y no sólo eso. El 31% de quienes son seguidores de marcas en las redes sociales lo son con el objetivo de estar al tanto de sus novedades y comprar sus productos y servicios.

Según una investigación, estas y otras actividades de los usuarios de medios sociales, influyen en sus hábitos de compra. El estudio realizado por PricewaterhouseCoopers (PWC) encuestó a 22,618 compradores digitales mayores de 18 años. Los encuestados habían realizado compras por Internet al menos una vez en el último año.

Entre los jóvenes de entre 18 y 35 años las imágenes 2.0 son un poderoso acicate para comprar moda (66%), regalos (61%), artículos para la decoración del hogar (58%), comida y bebida (58%) y accesorios (57%).

También los consumidores mayores de 55 años se dejan hechizar por las imágenes publicadas por las marcas en los social media a la hora de comprar regalos (36%), gadgets tecnológicos (33%), comida y bebida (31%), moda (28%) y destinos de vacaciones (26%).

Casi la mitad de ellos, el 45% de los compradores digitales en todo el mundo, dijo que la lectura de los comentarios, las observaciones y las críticas sobre los productos o servicios en las redes sociales, influyen en su comportamiento de compra digital.

Aproximadamente el 44% de los encuestados, también dijo que la recepción de ofertas y promociones también influyeron en su comportamiento de compra.

Otras actividades en los medios o redes sociales, como la visualización de anuncios o mantenerse al día de las nuevas tendencias y la moda, o de los productos más actuales, así como la compra de productos directamente a través de un canal social, también influyeron en el comportamiento de compra digital.

De hecho, los consumidores están cada vez más presentes en los medios sociales, no sólo para inspirarse, también para comprar productos a través de los botones de compra, que han ido ganando protagonismo desde hace algunos años, lo que está ayudando a impulsar las ventas de los comerciantes online minoristas.

Las redes sociales favoritas del consumidor para para realizar compras directas desde este tipo de plataformas son Facebook (19%), Twitter (10%), Instagram (9%), Pinterest (7%) y Snapchat (5%).