La innovación digital en las empresas implica la aplicación de las herramientas tecnológicas a su disposición para innovar dentro de sus industrias. Cada vez es más usual que las compañías adopten como herramientas de trabajo a la Inteligencia artificial, cloud computing, machine learning, blockchain, entre otras. Estas ayudan a encontrar nuevas formas de llegar a los clientes, optimizar procesos, generar eficiencias, reducir costos, entre otros beneficios.

El número de empresas que crean aplicaciones móviles personalizadas, muchas de ellas diseñadas para manejar los procesos empresariales, aumentó significativamente en 2016, según el estudio anual de Gartner sobre plataformas de desarrollo de aplicaciones móviles.

En 2015, alrededor del 60% de las organizaciones estaban dedicadas al desarrollo de aplicaciones móviles.

La mayor parte del desarrollo de aplicaciones personalizadas sigue orientado hacia aplicaciones personalizadas centradas en el código destinadas al desarrollo de aplicaciones orientadas al cliente, así como a aplicaciones empresariales críticas para socios y distribuidores. El número medio de aplicaciones móviles que se están desplegando por empresa sigue siendo relativamente pequeño: ocho aplicaciones.

Las empresas están utilizando cada vez más aplicaciones de recursos humanos para rastrear cosas como el tiempo de vacaciones de los empleados o para obtener aprobaciones o inscripciones, así como pruebas de operaciones diarias y de colaboración.

La innovación digital también tiene en cuenta la penetración del uso de los dispositivos móviles como herramientas esenciales para las empresas, por lo que se viene dando la adopción corporativa de aplicaciones para celulares alojadas en la nube. Esto permite que muchas compañías operen prácticamente como oficinas sin papeles y con personas conectadas de manera remota.