Antes de definir KPIs en eCommerce, ten clara cuál es tu estrategia.

Los KPIs son indicadores de cumplimiento de objetivos estratégicos. Por tanto, si no has definido previamente cuáles son tus objetivos, difícilmente vas a dar con los KPIs para eCommerce adecuados para saber si vas camino de cumplirlos o no. De hecho, un fenómeno muy habitual es el exceso de información.

Manejar muchos datos pero no ser capaz de extraer conclusiones de ellos, porque no tienes claro qué es lo que quieres conseguir. Así que primero tómate tu tiempo en definir cuál es tu estrategia y cuáles tus objetivos, tanto si hablamos de tu negocio en general como si se trata de una acción o promoción en concreto.

Para que las ventas lleguen es necesario que una parte significativa de los usuarios completen el proceso de ventas. Introducir criterios de medición mediante KPIs en puntos claves del proceso (el famoso funnel -embudo- de ventas/conversiones) puede ayudarte mucho para saber qué partes de tu tienda de eCommerce están cumpliendo con los objetivos prefijados y dónde debes actuar.

Ratio de conversiones

Es el % de visitas que acaban convirtiéndose en ventas. Nos da información sobre todo el proceso en su conjunto. Es uno de los KPIs recurrentes en cualquier análisis, pero, aunque es muy útil, no nos da información sobre en qué partes del proceso se producen los abandonos de los potenciales clientes. Es más útil si realizamos un desglose del % de conversiones según la fuente de procedencia de las visitas, ya que nos dirá en qué canales somos más eficaces.

% de rebote

Un caso de una métrica que se obtiene directamente de Analytics y que puede usarse como KPI. Mide el porcentaje de abandonos en la página de inicio sin realizar ninguna interacción con la web. Es un buen indicador de la eficacia de dicha página para retener a las visitas, así como nos indica si los “call to action” de esta página están siendo eficaces.

Valor medio de la compra

Total de compras de un periodo dividido por el número de compradores. Nos da información sobre la rentabilidad (si lo combinamos con el coste por lead o la performance publicitaria) así como si estamos o no cerca del objetivo de ventas por cliente que nos hemos marcado.

Ratio de recurrencia

Nos informa del % de visitantes que no son nuevos, sino que ya visitaron la web antes. Si lo desglosamos por canales de procedencia de las visitas es un buen indicador del grado de fidelización que estamos consiguiendo.

Carritos abandonados

El % de carritos de la compra abandonados y ventas no completadas nos dice si algo falla en el proceso de checkout, además de indicarnos en qué productos se produce con más frecuencia el abandono. Esto último puede darnos pistas acerca del grado de competitividad de nuestros productos comparados con la competencia, o si estamos abusando de los gastos de envío.

Tasas de abandono en cada página de la web

Saber en qué punto los clientes abandonan es fundamental para poder ponerle remedio.