En la era de la hiperactividad, las herramientas de marketing de aumento de ventas a través del “peer to peer” se van a consolidar de forma exponencial. Hemos dejado de ser consumidores que solo reciben información comercial de las corporaciones, sino que cada uno de nosotros es un potencial porta voz o embajador de las entidades en las que trabajamos o de las compañías de las cuales adquirimos productos o servicios.

Las instituciones que identifiquen esta realidad y apliquen tecnología para potenciar y medir las recomendaciones, tendrán una ventaja frente a sus competidores. Los consejos suceden normalmente de forma espontánea, sin embargo, las entidades e instituciones también pueden influenciar a referir con estrategias adecuadas.

Hace apenas un mes, se reveló que Facebook tiene más de dos mil millones de usuarios mensuales activos (fuente: lapatilla.com)

Eso significa que en cualquier mes, más del 25% de la población de la Tierra se registra en su cuenta de Facebook al menos una vez.

Este tipo de escala es casi imposible de entender.

Aquí hay un intento de ponerlo en perspectiva: imagine que los asientos del Yankee Stadium cuenten con 50.000 personas, y multiplíquelo por un factor de 40.000. Se trata de cuántas personas diferentes se registran en Facebook cada mes en todo el mundo.

Es imperativo vender un buen producto o servicio, porque inevitablemente, los consumidores tienen todas las herramientas para poder comunicarse, aunque sea entre personas totalmente desconocidas. Entonces la pregunta está en por qué no también utilizar el “peer to peer” para el incremento de ventas y la satisfacción de clientes y empleados. Aquellas empresas que no se adapten al Internet 3.0 tendrán más problemas para seguir aumentando sus ventas.