Las diferentes plataformas de medios digitales pueden cumplir un objetivo distinto a la hora de ser implementadas. En algunos casos será la de generar el awareness que un producto necesita, en otros casos la de llevar tráfico a un punto de venta digital (e-commerce) o físico y en otros la de obtener información valiosa a través de las menciones generadas en el ecosistema digital.

Sin embargo, estoy seguro que si se tiene claridad, conocimiento y expertise sobre lo que cada plataforma puede generar, entonces éstas pueden contribuir al incremento de ventas en el punto de venta. Todo está en saber plantear el objetivo que tiene una marca y que la estrategia de marketing sea trabajada en conjunto por todas las posibilidades de ejecución, pensando desde un inicio cómo se medirá el ROI de cada acción para que, al evaluarla se pueda ajustar prácticamente en tiempo real.

El merchandising es una práctica que implica que los consumidores disfruten y se entretengan mientras hacen sus compras y disfrutan de su tiempo de ocio.

El ocio, la compra y el entretenimiento van de la mano. Paco Underhill desde su libro ¿Por qué compramos? La ciencia del shopping, nos indica que ir de compras es la religión de este nuevo siglo.

Antes de llegar a la perspectiva de trabajo de Underhill debemos conocer las bases dadas por Henrik Salem y Fresco, Juan Carlos. Ambos desde sus libros nos describen las herramientas básicas para administrar correctamente el punto de venta. La unión de los conocimientos de estos autores se debe sumar al desarrollo de los actuales y futuros puntos de ventas virtuales. La teoría de la larga cola de Chris Anderson en The long tail, aplicada a los negocios nos demuestra su potencialidad ilimitada.

Es así que algunos de los factores clave a considerar son:

  1. Comunicación integrada en los medios digitales, medios impresos y punto de venta.
  2. Definición de KPI’s previo a ejecución.
  3. Integración de las diferentes áreas de la organización y sus agencias.
  4. Plantear de manera correcta los objetivos.
  5. Ejecución impecable y capacidad de reacción en tiempo real.