Diferencias entre el marketing B2B y B2C

By Enero 8, 2019Uncategorized

Aunque en general el marketing B2B y B2C comparten numerosas similitudes, existen algunas diferencias clave, especialmente en relación con las redes sociales.

Los profesionales del marketing pueden usar jerga de la industria en las plataformas B2B con excelentes resultados. En cambio, en B2C, la voz debe ser, al menos, reconocible para la mayoría de los consumidores; es decir, que debe haber menos palabrería técnica de moda y, por lo general, un lenguaje más simple.

La motivación es importante. La audiencia B2B busca eficacia y conocimientos, mientras que la audiencia de consumidores tiende a buscar ofertas y entretenimiento. En relación con esto, el proceso de compra B2B suele tener una motivación racional y lógica, mientras que la elección del consumidor suele verse influenciada por las emociones (ya sea por ambición, deseo, estatus o precio).

Los clientes B2B desean recibir información y conocimientos. A menudo quieren que se los considere estrellas o héroes en su lugar de trabajo por las excelentes decisiones que toman. Los clientes B2C simplemente quieren disfrutar, hacer la compra que desean y satisfacer correctamente las necesidades mencionadas en el párrafo anterior.

El marketing B2B requiere un contenido sumamente detallado. Se trata de una audiencia que espera la asistencia de un equipo de ventas y marketing. Por otra parte, las actividades en las redes sociales de B2C solo tienen que satisfacer las necesidades básicas de ser útiles, graciosas y compartibles, lo cual, a decir verdad, puede ser igual de complicado.

El contenido extenso suele ser eficaz para B2B porque una marca o empresa debe probar sus conocimientos y ofrecer a su audiencia objetivo un motivo para ganar su confianza. Los consumidores, por lo general, prefieren contenido breve y conciso, especialmente en el caso de los productos B2C de bajo precio.

Un consumidor B2C que sigue tu marca no necesariamente busca forjar una relación estrecha contigo. Por el contrario, el usuario B2B desea tener información y la capacidad para crear una relación cercana con las marcas.

Los profesionales del marketing B2B dependen de una cadena jerárquica mucho más larga, ya que el departamento de adquisición, de contabilidad y sus superiores a menudo deben aprobar las compras. Por el contrario, un consumidor por lo general hace sus propias elecciones de compra B2C con rapidez, tal vez con una mínima influencia de otras personas a través de recomendaciones o sugerencias.

El ciclo de compra B2B suele ser mucho más largo que el proceso de decisión B2C. Por lo tanto, requiere mucha más nutrición y atención. Las compras B2C suelen satisfacer necesidades inmediatas, mientras que el propósito de las decisiones B2B es completar objetivos a largo plazo.

El contrato de una compra B2B suele durar meses o incluso años, por lo que esta compra es una decisión mucho más significativa. En cambio, el ciclo completo de B2C puede durar apenas unos minutos, según el producto.

Los dos tipos de profesionales del marketing tienen problemas característicos. Por lo general, el problema más grande que tienen los profesionales del marketing B2B es la falta de contenido y de tiempo para crearlo. A diferencia de esto, los profesionales del marketing B2C preferirían contar con un presupuesto más grande para publicidad y otras maneras de correr la voz respecto de sus productos. Naturalmente, esto tiene un impacto significativo en la ejecución de las tácticas.

El marketing B2B y B2C comparten muchos aspectos, pero es fundamental que los profesionales del marketing que trabajan en una de estas industrias (o ambas) comprendan estas diferencias clave para tener el mayor éxito posible. Sin embargo, al final del día no importa en qué industria trabajen los profesionales, ya que todo el marketing es P2P (de persona a persona) a pesar de las diferencias externas.

× Hablemos por Whatsapp