Contratar un empleado en tu empresa no es solo firmar un nuevo contrato, dicho empleado necesitará una estación de trabajo conformada por una computadora, un escritorio, un archivador, una silla, licencias de software, material de oficina y dependiendo las políticas de la empresa un puesto de estacionamiento. Mensualmente la empresa tendrá un mayor gasto en hojas, bolígrafos, tinta, artículos de higiene, servicio telefónico, etc. en ocasiones cuando la nómina aumenta, la empresa deberá arrendar una oficina adicional o una oficina más grande. Este tipo de prácticas aumentan los gastos considerablemente, cuando las cosas están bien, las empresas no parecen preocuparse por esto, pero cuando las cosas se ponen difíciles, las empresas tienden a despedir personal masivamente para recortar gastos en pro de la supervivencia de la empresa, realizar este tipo de estrategias nunca ha sido precisamente la mejor publicidad y para cuando toman la decisión de realizarla, ya se ha perdido bastante dinero.

¿Pero qué pasaría si puedes ahorrar dinero desde un principio?

El mundo hoy día es diferente a como funcionaba hace 20 años, en la actualidad tenemos un montón de herramientas que nos permiten mantener una comunicación fluida en cualquier momento, desde cualquier parte del mundo, esto hay que aprovecharlo.

Hay diversos cargos que se pueden desempeñar remotamente, si logras identificar que tipo de personas pueden estar trabajando fuera la oficina, podrías llegar a tener un importante porcentaje de personas trabajando desde casa, lo que significaría un ahorro sustancial para la empresa en mobiliario, equipos de trabajo y gastos en general, la empresa podría proveer sólo las licencias de software en caso de que haga falta, el ahorro es de miles de dólares anuales con los que la empresa podrá asumir con mayor tranquilidad un momento de recesión.

Por otra parte, existen los profesionales independientes, personas que realizan trabajos específicos solo por proyectos, contratar este tipo de personas es muy beneficioso, ya que, evitas ampliar la nómina con personas que son útiles sólo en determinados momentos.

Este tipo de prácticas también aumenta el rendimiento en el empleado, ya que, dicho empleado teletrabajador tendrá más tiempo para sí mismo, probablemente se alimentará mejor, ya que, evitará las tentaciones de comer comida chatarra en la calle, se ahorrará entre 1 y 4 horas al día en el ir y venir de la oficina, algunos no tendrían que madrugar, tienen más tiempo para ejercitarse y compartir con sus familias, entre otros beneficios.

Alejandro Betancourt
Director
appi.cl