A la hora de decidir los colores que se utilizarán en una página web,  puede resultar muy complicado, pues entre la idea que se desea expresar y el resultado para los usuarios, la brecha llega a ser enorme y no usualmente a favor de la elección realizada.

Estas son las combinaciones que deben evitarse:

Nunca utilices negro puro 
El negro es demasiado poderoso y la realidad es que no existe casi nada negro -negro en la naturaleza, ni el carbón, ni el cabello azabache, ni el color de los animales, por muy similar que sean al 100 por ciento negro. Por ello, el cerebro humano no está acostumbrado a procesarlo. Bien lo sabían los impresionistas, que jamás lo utilizaban en sus obras. Es preferible usar grises.

Rojo y Verde no se deben juntar

Lo que seguramente pensaran muchos es ¿Y en Navidad? , pero en realizad se trata de no juntarlos sin otro color de por medio. Y la razón para no hacerlo, está relacionada con la deuteranopia, una disfunción visual que afecta a numerosos usuarios y que no permite distinguir entre estos dos colores (similar al daltonismo)

Pero además, porque esta combinación puede resultar contradictoria para el cerebro que esta acostumbrada a que el verde signifique ‘si’ y el rojo ‘no’, como explican las ciencias conductuales. Basta con pensar en cuantas posibilidades se conoce que usen esta dicotomía de color para señalizar positivo y negativo.

Colores Neón
Los colores Neón en el diseño de websites son aversivos e irritantes, a pesar de ser hermosos, vibrantes y atractivos en el arte y la ilustración. Pueden ser usados en un tema retro, por ejemplo, quizás en una imagen de fondo que contribuya a dar emoción y carácter al diseño, pero como elementos de la interface y del texto, son incomodos para la visión.

Colores muy claros, blanco o demasiado detalle en los fondos
Puede que sea uno de los errores más comunes relacionados con los colores y los diseños de páginas web. Lo más común es que se usen en las cabeceras de las imágenes. Es una forma muy atrevida de anunciarse y se debe tener mucho cuidado al utilizarlos.

Colores brillantes sobre colores brillantes
Al utilizar colores brillantes sobre o al lado de otros colores brillantes, se corre el riesgo de inducir una migraña instantánea. Por mucho que gusten los colores fuertes, se deben usar con moderación.

Si se van a usar, lo mejor es que sean toques o detalles de estos en el diseño, pues su exceso confunde al cerebro.