El mercadeo verde o green marketing, puede ayudarle a capturar clientes afines a temas ecológicos y que buscan comprarle a empresas que tienen una conciencia ambiental.

La American Marketing Association lo define como “el desarrollo y el mercadeo de productos diseñados para minimizar los efectos negativos en el ambiente o para mejorar su calidad”.

Incluye los esfuerzos para producir, promover, empacar y recuperar productos en una manera que sea sensible o que responda a preocupaciones ecológicas.

Por medio de este mercadeo, las empresas, sin importar el tamaño, pueden destacar cuáles son sus atributos amigables a favor del ambiente.

Además, es una oportunidad de posicionarse, alcanzar nuevos nichos y diferenciarse de otras empresas.

Existen varias formas de dar a conocer que la empresa está en la onda del green marketing:

-En la etiqueta del producto se puede destacar algún elemento, como el uso de productos no contaminantes o hacer alusión a que la empresa es carbono neutral o que tiene una certificación orgánica.

-Dentro del negocio se pueden colocar rótulos sobre las medidas que se gestan para reducir el impacto ambiental.

Por ejemplo, un hotel puede poner un cartel en el que invite al huésped a reutilizar paños.

O si en el comercio se emplea una tecnología más ecológica, explicarlo por medio de pequeños rótulos con información interesante del ahorro que se genera.

-Aproveche sus redes sociales y sitio web para evidenciar esas características que lo destacan.

Por ejemplo, si en su negocio se promueve el uso de bolsas de tela, en lugar de las plásticas o ya no entregan bolsas plásticas del todo, expréselo.

Igualmente, si tiene una política de no usar pajillas o empaques de plástico en su restaurante o cafetería.

-Si en su empresa se promueve que los empleados usen medios de transporte no contaminantes como la bicicleta, puede comunicarlo y hacer alusión a los beneficios que estos experimentan.

Puede recurrir a historias y videos interesantes.

-Siempre que haga mercadeo verde, se recomienda ofrecer pruebas de esas acciones que dice realizar, para que el consumidor compruebe y determine que no es algo que simplemente se dice para mejorar la imagen de la empresa.

Para lograrlo, utilice fotografías que demuestren sus acciones y muestre las certificaciones que acreditan sus políticas de protección al ambiente, de ser el caso.