Seguramente has escuchado y leído en muchos artículos “el contenido es el rey”, pero ¿Qué enmarca esa frase?, ¿Por qué es tan importante?. Sigue leyendo.

1.Investigar y conocer a tu público objetivo.

Este primer aspecto es clave en el entorno de una estrategia de marketing. No podemos empezar a realizar contenido si no sabemos quién lo va a ver.

Entonces para no caer en esto, se debe investigar a nuestro público.

  • ¿Qué le gusta?.
  • ¿De qué quiere saber?
  • ¿Qué preguntas tiene?
  • Gustos y afinidades.

2. Producir el contenido diferentes formatos

En la actualidad contamos con múltiples plataformas, herramientas y formatos que nos permiten producir contenido de calidad para nuestros clientes, en pocas palabras, no hay excusa para no hacerlo.

Esto se conoce como transmedia, donde contamos con muchas formas de expresar una idea. Depende de nuestro cliente y la relación que tengamos con el, cual nos sirve y cuál funciona mejor.

2.Definir cuáles son los canales digitales que voy utilizar.

Así como contamos con muchos formatos en los que nos podemos apoyar, también contamos con canales digitales para comunicar nuestras ideas. Es aquí donde entran en juego plataforma como las redes sociales (Facebook, Twitter; Google+, YouTube etc) el correo electrónico, los blogs y demás canales digitales que nos permiten comunicarnos con nuestro público.

Es importante definir cuáles van a ser nuestro canales de comunicación, para así mismo hacer buen uso de ellos y no desperdiciar recursos, entre esos el tiempo.

  • Redes sociales
  • Correo electrónico
  • Chat
  • Skype
  • MSM